otoño invierno 2013/2014

Alice McCall desde Australia Fashion Week

l4a9602

Después de trabajar 10 años como estilista, esta diseñadora australiana nacida en Londres decidió fundar su firma en 2004. Actualmente, sus 160 tiendas repartidas por 10 países del globo son solo una muestra más de que, sin duda, Alice McCall tomó la decisión adecuada.

l4a9607

En su última colección de otoño/invierno 2013,  presentada durante la reciente Australian Fashion Week de Sídney, las vibraciones veraniegas son intensamente palpables. Los transparentes vestidos de tul rodeaban el cuerpo de las modelos representando materialmente la brisa a las orillas de la playa. La presencia del azul marino recordaban al océano y los brillos de algunas telas a destellos que emite el agua en calma debido a los incidentes rayos del sol. La telas de blanca seda en pliegues evocaban las pequeñas ondulaciones del agua o la textura de las conchas incrustadas en la orilla.detalle2Sin embrago, la colección también recogía elementos del Art Decó en el calado de las mangas abullonadas y las faldas y pantalones en forma de campana. Una colección agradable, y muy apta para pasear por cualquier destino, que recoge toda la esencia del océano y su importancia en la vida de la isla.

Anuncios

La superabundancia de Manish Arora

YVL_4341.450x675

Mahish Arora es de esos diseñadores que paren haber nacido condenados a sorprender. Este diseñador indio se crió en Bombay y acabo desfilando en Hong Kong, Londres y, recientemente, París. Además de tener su propia firma, en 2011 fue fichado por Paco Rabane como director creativo de la lía de ropa femenina, aunque al final el romance no duró mucho tiempo: Arora fue reemplazado en 2012 por Lydia Maurer, actual directora creativa de la firma.detallemanish

Tildado a menudo de “el Galliano indio”, Arora ha sabido hacerse un hueco en el repartido mundo de la moda gracias a sus extravagantes diseños, su inagotable imaginación y su habilidad única de combinar estampados imposibles. Su última colección de otoño/invierno presentada en Paris Fashion Week, es una clara prueba de ello.detalles2

La gran variedad de texturas, colores, estampados, materiales y adornos otorga a la colección un aura de superabundancia de elementos. A grandes rasgos, parece que la colección no es más que un conjunto de looks que nadie tienen que ver entre ellos pero, si nos fijamos con la suficiente atención, podemos encontrar tres colecciones diferentes: una basada en los estampados digitales, otra en telas y colores indios como la seda y el amarillos y rosa, y una última más elegante de vestidos en negro o azul marino con turbantes, adornos dorados y una proliferación de joyas. detallesMinivestidos y volúmenes, drapeados, peplums, superposiciones, metales incrustados y mucho detalle. La colección ha sido como un entrenamiento para nuestros ojos acostumbrados a colecciones insípidas y minimalistas. Cada prenda contenía una abundancia de detalles que debían ser analizados, relacionados y contextualizados. Una colección no apta para observadores pasivos.

Masculinidad, lentejuelas y frío: Julia Nikolaeva

julia8

Julia Nikolaeva se ha convertido, en menos de una década, en una de las diseñadoras más relevantes de Rusia. Sus diseños buscan siempre la simplicidad, propia de capitales europeas, y menos típica que el gusto ruso por los adornos y los grandes detalles. Pequeñas elementos bastan para decorar sus prendas e infundirles vida cosmopolita más allá de las fronteras del país más grande del mundo.detalle

En esta última colección encuadrada en un look que combina prendas masculinas como las camisas, los zapatos oxford o las americanas con vestidos de noche largos hasta el suelo y salpicados de centelleantes lentejuelas. Todo es posible, desde un atuendo completamente de oficina hasta uno de noche, pasando por looks aptos para la vida diaria.detalle2

Las claves de la colección han sido los labios de borgoña oscuro que destacaban sobre una piel pálida y sin maquillaje. El cuello se envolvía con metros de seda y el cuerpo se protegía del frío continental con gruesos plumones agarrados con finos cinturones de piel. En los pies hemos visto desde los zapatos masculinos hasta las botas de pescador. Nada de tacones o zapatos incómodos, solo prendas aptas para la vida diaria. El punto dominante de la colección han sido sin duda las lentejuelas. Las hemos visto combinadas con prendas lisas y gruesos jerséis de estilo grunge, en vestidos y pantalones, siempre dotando a la figura de un aire casual que no respondía a la estricta regla de “lentejuelas solo para la noche”.

Juan Vidal conquista la capital rusa

juan-vidal-MBFWR-02

La moda no es más que un reflejo de la sociedad. Una frase que algunos críticos, que niegan el poder de la moda en la cultura, quizá intentarían rebatir pero yo solo me baso en hechos para afirmarlo. Juan Vidal es uno de esos hechos, con nombre y apellido, uno de esos jóvenes de su tiempo (del nuestro) que ha decidido hacer las maletas y buscar un nuevo lugar de asentamiento donde salir adelante con sus diseños. Es español, concretamente valenciano, pero ha decidido presentar su colección a miles de kilómetros de casa. Madrid no le ha querido hacer un hueco y él se lo ha hecho en Moscú, en uno de los países de fuerte economía emergente. El resultado, como podéis comprobar, ha sido excelente. Queda demostrado, una vez más, que las fronteras están más allá de acuerdos políticos. Las fronteras nos las creamos nosotros y nosotros mismos debemos derribarlas. Yo solo me baso en los hechos.detalle

La colección presentada en la Mercedes-Benz Fashion Week Russia ha tenido una increíblemente buena acogida. De tintes vamp, el negro puro y algunos gritos esporádicos de borgoña han dominado la pasarela. Perfectamente invernal, de formas puras y cortes perfectos, los diseños se componían de materiales naturales como la lana, la seda y el cuero. Sexy, delicada y al mismo tiempo mullida y cálida. zapatos

Los vestidos y las minifaldas han sido los dos agentes destacados de la colección. Acompañados de blancas camisas de cuellos de lechuguilla, recordaban al Siglo de Oro español, a la magnífica corte de Felipe II. El toque moderno llegaba con los botines de plataforma y grueso tacón. Casi todos los tejidos fueron lisos con la excepción de algunas aplicación en abrigos y vestidos en forma de rosas geométricas.

Una colección pura y fácil de llevar. Romántica y sensual, magnífica en todos los sentidos. Una suerte tener diseñadores españoles de tan alta calidad, una pena que solo puedan demostrarlo cuando abandonan el país que los vio crecer.