Karl Lagerfeld

PFW: Chanel, Karl se pasa a la venta de conservas

chanel chanel2 chanel3 chanel4 chanel5 chanel6 chanel7 chanel8 chanel9 chanel10 chanel11 chanel13 chanel14 chanel15 chanel16 chanel17 chanel18 chanel19

Tan solo Karl Lagerfeld podría haber convertido el Grand Palais en un supermercado. Eso sí, no en cualquier super sino en uno de “alta gama” en el que las latas de anchoas hacían juego con los colores de los paquetes de detergentes. En un alarde de poderosa imaginación, el kaiser pretendía demostrar que es tan único e innovador que adapta sus diseños de la casa Chanel al siglo XXI cambiando el tacón por zapatillas de deporte brillantes y los vaqueros por pitillos de tweed.

Con respecto al diseño diré que tanto los colores como los materiales siguen en la gama Chanel de siempre (obviando los zapatillas y las coletas tirantes con trozos de tela). Pero la idea de adaptarse a los nuevos tiempos no consiste en meter a 50 modelos en un supermercado ficticio. Eso no es adaptarse Karl, eso es decir: 1) las ricas y cools también van al super (vestidas de Chanel) y 2) chicas, quedaos en los supermercados que ese es vuestro lugar. ¿Dónde quedó la idea de la emancipación de la mujer de Gabrielle? Seguramente en un carrito de la compra, entre los pañales y la espuma de afeitar.

Anuncios

Chanel Crucero 2014: nostalgia y posible sucesión

Karl Lagerfeld Unveils His Cruise 2013/14 Collection For Chanel

Nostalgia. El todopoderoso kaiser no ha conseguido disimular el ambiente que lo envuelve desde hace unos meses. Quizás sea la edad, una vida llena de recuerdos, el deseo de buscar la pura esencia del diseño que una vez le inspiró, pero la melancolía que siente por los primeros años de la casa Chanel no solo ha sido evidente en el film Once upon a time… dedicado a Gabrielle Chanel e interpretado por Keira Knightley. Esta nueva colección de Crucero, presentada en medio de la moderna urbe en la que se ha convertido Singapur, ha captado toda la esencia de los primeros modelos de la casa, una esencia ligeramente modificada pero que no ha perdido ninguna de sus propiedades primigenias. exact_660x400_Quality100_168407179 m1m

Desde los largos collares de perlas hasta los pantalones anchos pasando por chaquetas oversize, camisas masculinas, el eterno tweed o los zapatos bicromáticos de punta redondeada en negro, prendas y formas icónicas han desfilado por la pasarela. Coco estaría orgullosa si hubiera visto la colección, como una madre, un maestro que ve como crece su alumno mas aventajado. Exactamente igual que lo está ahora mismo Lagerfeld de su nueva y jovencísima ayudante de la que no sabemos más que la nacionalidad. Es coreana y el diseñador vivo más importante del mundo dice de ella: “Conmigo trabaja una chica genial, ella es el verdadero genio que hay detrás de todos estos materiales. Tortura a todos los proveedores de telas…es una nuez dura de pelar”. El alumno se convierte en maestro y el ciclo vuelve a empezar. Quién sabe, quizá detrás de estas palabras haya algo más que un simple elogio. Quizá el kaiser esté pensando en abdicar y esté preparando a la nueva sucesora de una casa que ya es leyenda.

chanel chanel2 chanel3 chanel4 chanel5 chanel6 chanel7 chanel8 chanel9 chanel10 chanel11 chanel12 chanel13 chanel14 chanel15

Resort 2013: las muñecas de Chanel

chanelcandid6 Chanel-Candid-4 Chanel-Candid-11 chanelcandid15 Chanel-Candid-20 chanelcandid1En el corazón de los jardines de Versalles aparecen una jóvenes ninfas de pelo corto pastel que rodean con paso ligero las burbujeantes fuentes. Altas muñecas de brazos delicados. Una sombra de María Antonieta. Un tenue rastro de la época dorada de Francia que bambolea las caderas al ritmo del “Bad Girls” de M.I.A.  Así es Karl Lagerfeld y así es como nos presenta, a través de la colección Resort 2013 de Chanel, su particular imperio en el que, por cierto, tampoco se pone nunca el sol.

detalle

Esta vez ha vuelto a jugar a los contrastes juntando diseños de estilo dieciochesco con zapatillas de cordones con plataforma. Los detalles barrocos de pasamanería dorada, los volúmenes en las faldas y los hombros, flores creadas con tul y seda, volantes de gasa, encajes, enormes lazos  y joyas de grandes proporciones conjugaban un colección de colores pálidos y sin miedo a los excesos.chanel detalleSin embargo, no aún Lagerfeld puede olvidarse de lo verdaderamente importante, de la identidad de la casa que le ha tocado llevar: el tweed y el punto. Ha llevado a cabo una reinvención completa de estos materiales alejándolos de los colores típicos de Chanel y conjuntándolos con faldas y pantalones de dimensiones bastante reducidas. Una colección híbrida de la mano del maestro en la puesta en escena.

 

Karl Lagerfeld, emperador del orbe

chanel4

Mayestático, imponente, colosal. El mundo de madera de Karl Lagerfeld no se aleja mucho de su inventor. Exuberante y desmedido, de aguas negras y tierras plateadas sobre las que destacaban 300 bombillas, una por cada boutique Chanel. “Esta colección es sobre la globalización”, apuntó su creador manchando cada palabra de tintes absolutistas propios de un kaiser. Pero tan solo sobre la globalización que ejerce Chanel sobre el mundo de la moda, añado yo.

_66229317_66229316

Lagerfeld hace mucho tiempo que dejó de hacer colecciones increíbles para hacer shows increíbles. Todo un decorador, alquimista de sueños y fantasías  que brama desde su púlpito de diseñador-icono la importancia de la atmósfera dejando a la moda en un inmerecido segundo plano. Delirios de grandeza le hacen reunir a una cantidad ingente de asistentes que desde las gradas del anfiteatro miran el desfile sin ver el desfile, miran a las modelos sin ver nada del detalle, miran la bola del mundo y se impresionan y alegran de estar presentes aunque no entiendan nada.
chanel detalle

En cuanto a la colección en sí, el tono negro favorito del diseñador ha dominado casi todos los looks dejando lugar para unos cuantos destellos de tonos pasteles. El eterno tweed se niega a ser enterrado y vuelve temporada tras temporada en faldas, abrigos, pantalones, chaquetas y bolsos. La piel negra enfundaba las piernas de las modelos subiendo más arriba de las rodillas en forma de calcetas-leggins.  El vinilo reclamaba su lugar en forma de botas y botines adornados con cadenas al estilo punk-chic. Esta vez ha vuelto de nuevo el bolso de caja lego que ya vimos la temporada pasada dejando atrás el puro plástico y los colores flúor para aliarse con el tweed en una versión más elegante. Quizá lo mejor de la colección han sido los abrigos de corte recto con aberturas frontales, que parecían haber sido recortadas con unas simples tijeras, y cola en la parte posterior y los bolsos en forma de la bola del mundo con el omnipresente logo de la casa.chanel detalle2

El Grand Palais fue un emplazamiento fascinante, la enorme bola del mundo soberbia, pero la colección en sí fue en cierto modo insuficiente, repetitiva, no presentó nada nuevo aunque eso no quita que lo presentado no fuera bueno. Un desfile en el que la ropa fue lo de menos, aunque quizá esa fuera la verdadera intención del emperador que tan solo pretendió mostrar su supremacía en la moda. El mundo le pertenece o al menos eso creen las 300 bombillas que no dejaron de brillar en ningún momento.