Elie Saab

Alta Costura: Elie Saab

1elie

Todo el que acude a un desfile de Elie Saab sabe qué va a encontrar. Esta presentación de la nueva colección de Alta Costura no ha sido la excepción. Las modelos aparecían entre las columnas del Palais Brongniart con los vestidos que son ya una seña de identidad del diseñadora. Nada de corsés que no dejan respirar, nada de complicadas estructuras ni siluetas escultóricas. Los vestidos de Elie Saab son vestidos hechos para mujeres que se quieren sentir femeninas.

La construcción de los diseños es bastante simple, y es precisamente ahí donde radica su encanto. Drapeados, suavidad y ligereza son las claves del diseñador que presta más atención a los bordados que a las siluetas. Esta temporada la inspiración han sido las piedras preciosas: rubíes, esmeraldas y zafiros. Todo sobre vestidos monocromáticos, es decir, cristales rojos sobre seda roja, lentejuelas azules sobre vestidos azules, etc. El impacto final de una colección compuesta por 47 diseños vino de la mano de un vestidos de novia compuesto por capas y capas de tul bordado con cuarzo, cristal e hilo brillante, y con un velo a juego. La enorme cola del vestido tuvo que ser llevada por tres damas de honor igualmente vestidas con los diseños de Elie Saab.

2elie 3elie 4elie 5elie 6elie 7elie 8elie 9elie 10elie elie

Elie Saab, el Arte del diseño

saab1 saab2 saab3 saab4 saab5 saab6 saab7

Es inconcebible hablar de Alta Costura y no hablar de Elie Saab. Una de las colecciones más esperadas de todas, el que para mí es el mayor genio del diseño contemporáneo. Un verdadero artista, con las cosas más que claras. Una reivindicación constante, en cada puntada, a la feminidad. Siempre que pienso en Arte y Moda pienso en este libanés (del que pronto escribiré un post monográfico), artista de primera categoría, artífice del Arte con mayúscula. Sus vestidos de princesa y modelos nupciales se encuentran en plena consonancia con su estilo de siempre. El ADN de una firma que ya ha hecho historia y ha marcado un antes y un después.

Maquillaje imperceptible y lustrosos recogidos dejaban claro quiénes eran los verdaderos protagonistas. El raso, las transparencias, los cristales incrustados en relieves de tela con forma de pequeñas flores. Las modelos desfilaron sobre una pasarela que no necesitaba más decorados que la presencia de los diseños.

fotos/photos via style.com (más…)