Primavera añil

lc1-1 lc1-2 lc1-3 lc1-4 lc1-5 lc1-6 lc1-7 lc1-8 lc1-9 lc1-10

Modelo: Eniko Mihalik
Fotógrafo: Liz Collins 
Estilista: Katie Mossman
Peluquería: Dennis Devoy 
Maquillaje: Ayami Nishimura
Manicura: Roseann Singleton 

PFW: Chanel, Karl se pasa a la venta de conservas

chanel chanel2 chanel3 chanel4 chanel5 chanel6 chanel7 chanel8 chanel9 chanel10 chanel11 chanel13 chanel14 chanel15 chanel16 chanel17 chanel18 chanel19

Tan solo Karl Lagerfeld podría haber convertido el Grand Palais en un supermercado. Eso sí, no en cualquier super sino en uno de “alta gama” en el que las latas de anchoas hacían juego con los colores de los paquetes de detergentes. En un alarde de poderosa imaginación, el kaiser pretendía demostrar que es tan único e innovador que adapta sus diseños de la casa Chanel al siglo XXI cambiando el tacón por zapatillas de deporte brillantes y los vaqueros por pitillos de tweed.

Con respecto al diseño diré que tanto los colores como los materiales siguen en la gama Chanel de siempre (obviando los zapatillas y las coletas tirantes con trozos de tela). Pero la idea de adaptarse a los nuevos tiempos no consiste en meter a 50 modelos en un supermercado ficticio. Eso no es adaptarse Karl, eso es decir: 1) las ricas y cools también van al super (vestidas de Chanel) y 2) chicas, quedaos en los supermercados que ese es vuestro lugar. ¿Dónde quedó la idea de la emancipación de la mujer de Gabrielle? Seguramente en un carrito de la compra, entre los pañales y la espuma de afeitar.